Federación de Mujeres de Sucumbíos

  • afiche-explotacion.jpg
  • IMG_3736.jpg
  • marcha.jpg
  • mas derechos.jpg
  • P1190561.jpg
  • P1190564.jpg
  • P1190577.jpg
  • P1190630.jpg
  • P1190633.jpg
  • P1190659.jpg
  • P1190660.jpg
  • Untitled-1.jpg
lafede
A+ R A-

Sábado, 23 Septiembre 2017

Rueda de prensa con las mujeres del río Putumayo

Agenda
12/31/12-00-2012

 Este es el boletín de prensa enviado a los medios de comunicación locales y nacionales.

BOLETÍN DE PRENSA FMS No.4/11092012

ORGANIZACIONES DE MUJERES PRESENTAN PLAN DE REACTIVACION DE LA ECONOMIA FAMILIAR TRAS LAS INUNDACIONES DEL CANTON PUTUMAYO. 
Nueva Loja, 11 de septiembre de 2011. Casi dos meses después de las inundaciones provocadas por la crecida del río Putumayo, frontera natural entre Ecuador y Colombia, las organizaciones de mujeres de Ecuador reclaman ayudas a corto plazo y plantean a las autoridades la reactivación de las tiendas comunitarias y de las economías familiares a mediano plazo.
Para las organizaciones socias de la Federación de Mujeres de Sucumbíos (FMS) es urgente iniciar planes para la reactivación de la economía local, diezmada tras las inundaciones; las familias no podrán recuperarse ni proseguir con sus proyectos productivos si no se garantiza su seguridad alimentaria. Las organizaciones de mujeres y el Programa Mundial de Alimentos coinciden en que la producción no se podrá reactivar hasta dentro de seis meses, en otras palabras: no tendrán qué comer.

Cuatro organizaciones de mujeres de la ribera del Putumayo han hecho recuento de los daños y pérdidas sufridas y han evaluado la ayuda dispensada por las autoridades y las ONG internacionales. Las organizaciones plantean un plan de medidas económicas y sociales a corto y mediano:
1- Que la entrega de alimentos y otros enseres básicos se mantenga hasta las primeras cosechas en marzo.
2- Que se tome en cuenta el número de familias y de personas por familia para que el reparto de la ayuda sea coherente con las necesidades reales.
3- Que se tome en cuenta a las organizaciones de mujeres locales para organizar las ayudas; las mujeres son el motor de las economías familiares y emprendedoras de las tiendas comunitarias.
4- Que haya una atención permanente y periódica de las brigadas de salud, y que la atención no sea solo de emergencia.
5- Que haya más fumigaciones periódicas para elimianar ratas, moscos, cucarachas...
6- Que se concedan créditos a las familias para reactivar la producción tras las primeras cosechas.
7- Que se implementen programas para tener huertos familiares (destruidos por las aguas), que son un sustento alimenticio básico y responsabilidad de las mujeres.
8- Que haya ayudas para las organizaciones de mujeres, como embarcaciones y combustible, que permita los desplazamientos y el surtido de las tiendas.

El pasado 19 de julio, en la madrugada, el nivel del río Putumayo se elevó y su cauce se desbordó, inundando las comunidades cercanas a las orillas y causando daños en otras situadas en segunda línea.
La inundación dejó un muerto y damnificados en 19 comunidades del cantón Putumayo, alrededor de 1.443 personas entre ecuatorianos y refugiados colombianos tuvieron acceso a atención médica general, odontológica, ginecológica y acceso a vacunación y desparasitación, según cifras de ACNUR.

Según el comunicado de la Oficina para los Refugiados de las Naciones Unidas, fechado el 23 de agosto, "550 familias ecuatorianas y de refugiados colombianos han perdido sus cultivos y animales de cría. Cerca de 300 personas refugiadas no han podido renovar sus documentos a causa de la devastación provocada".
Don José (72 años) líder de la comunidad El Progreso, murió ahogado cuando se trasladaba en quilla a su casa por una vereda –el agua subió hasta cinco kilómetros tierra adentro- en la noche. Don José regresaba tras haber pasado horas ayudando a la organización local de mujeres a rescatar los víveres e insumos de la tienda comunitaria. Su mujer, Marina Mosquera, es socia de la organización Unidas por la Paz y una de las que regenta la tienda.

La de El Progreso es una de las cinco tiendas comunitarias abiertas en la ribera del rio Putumayo el pasado mes de abril. Se trata de un proyecto de la Federación de Mujeres de Sucumbíos, financiado en el marco del proyecto de Fomento de Seguridad Integral en Frontera Norte (FOSIN) del gobierno y la cooperación alemana GIZ.
Dos meses y medio después de la inversión y la capacitación, el río se llevó cerca del 30% del capital de cada tienda, los víveres y granos almacenados, además de daños en la estructura, como goteras, grietas, hongos y los paneles solares que proveen energía, dañados.

Las crecidas del río o "conejeras" son normales en esta época pero hacía 40 años que no sucedía una como esta; la inundación fue devastadora y arrasó cultivos de maíz, yuca, plátano y cacao; se llevó polluelos y gallinas y algunas cabezas de ganado; destruyó los huertos familiares, libros y material escolar, causó graves daños en las únicas tiendas que hay en las comunidades... Y dejó viuda a Doña Marina.

La conejera mostró el valor de las mujeres organizadas del Putumayo, quienes con ayuda de compañeros y maridos salvaron las tiendas. Pero las mujeres critican las ayudas entregadas por no responder a las necesidades de forma real.
Las organizaciones de mujeres de la FMS, donde se sitúan las tiendas comunitarias son: la organización de Mujeres Trifronterizas,en el Buen Samaritano; La Esperanza, en Lorenzó; Unidas por la Paz, en El Progreso, Nuevo Amanecer, en Santa Elena y Las Orquídeas, en La Ceiba, Alto Putumayo.